Con este proyecto se pretende caminar hacia un conocimiento propio donde los estudiantes apliquen cada uno de los pasos que conlleva la huerta escolar, haciéndolo extenso a sus familias y utilizándolos para su propio bienestar. Además de ser una herramienta valiosa que provee de alimentos, ayuda a despertar al sujeto para que se transforme en un ser activo, que no sólo pueda recrear la propuesta productiva, sino que de igual manera se abra a otras inquietudes y pueda ser protagonista de su comunidad.

domingo, 18 de mayo de 2014

PLANTACIÓN SÍ, PERO…¿CON INVERNADERO O SIN ÉL?

ACTIVIDAD 1:
Destinatarios: alumnado de tercer ciclo

Duración: dos sesiones de una hora

Agrupamiento: dos grupos de 9 o 10  alumnos/as

Desarrollo:  En la primera sesión dividiremos al grupo-clase en dos subgrupos de 9 o 10 alumnos. Al grupo A le pediremos que investigue sobre las ventajas e inconvenientes de los invernaderos y al grupo B que haga lo mismo pero sobre plantaciones sin invernadero. Deben buscar imágenes o realizar dibujos explicativos de ambas en las que se muestren esas ventajas e inconvenientes. Podrán ir al aula de ordenadores o a la biblioteca para buscar información. Durante la semana irán diseñando un mural cada grupo. En la segunda sesión cada grupo mostrará y explicará sus murales. Seguidamente abriremos un debate en el que cada grupo debe defender la preferencia hacia la plantación con invernadero o sin él. Nombraremos un alumno/a cómo moderador del debate y otro alumno/a cómo secretario/a que se encargará de ir anotando las conclusiones, que deberá pasar a limpio para tenerlas después bien visibles en clase.


ACTIVIDAD 2:
Destinatarios: alumnado de tercer ciclo

Duración: dos sesiones de una hora

Agrupamiento: cuatro grupos de 5 alumnos/as


Desarrollo:   Pediremos a cada grupo que traiga de casa una garrafa de 5 litros de agua vacía. La partirán por la mitad. Una de las mitades nos servirá de macetero y la otra mitad para simular un efecto invernadero. Los grupos plantarán algún fruto del semillero del huerto. Dos grupos lo harán cubriendo su macetero con la otra mitad de la garrafa, simulando un invernadero y los otros dos grupos sin él. Cada grupo nombrará un observador que anotará los cambios que observen cuando sea necesario. Todas las observaciones quedarán bien recogidas en el diario del huerto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas de las imágenes que se utilizan en el blog son extraídas directamente de la red. Siempre intentaremos citar su autor pero si alguien viera algo que le resulte molesto o que sea suyo y no quiera compartirlo, por favor que lo diga, que en muy poco tiempo procederemos a eliminar ese material. Si algún comentario resulta, del mismo modo, molesto, por favor mediante comentario o mediante entrada hacédnoslo saber y lo eliminaré. ¡Muchas gracias!